viernes, 6 de diciembre de 2013

Combatir los sabañones

 
Los sabañones son una rojez, hinchazón y sensibilidades de los pequeños vasos sanguíneos de la piel. Estos pequeños vasos sanguíneos se inflaman dolorosamente cuando hay un calor súbito tras exponerse a un frío extremo. 
 
Los sabañones también se conocen como pernio y están caracterizados por la rojez, hinchazón, picor y aparición de ampollas normalmente en los dedos, los dedos de los pies, la nariz y las orejas.
 
Los sabañones desaparecen tras un par de semanas de tratamiento. Sin embargo, pueden reaparecer durante años especialmente cuando hace tiempo muy frío. El tratamiento para los sabañones implica principalmente el uso de medicamentos y aplicaciones tópicas.
 
Los sabañones no son un problema grave y no conllevan ningún daño permanente, pero pueden causar infecciones graves especialmente si no se tratan. Puede prevenir los sabañones evitando exponerse al frío.

Síntomas de los Sabañones

Las señales y síntomas comunes de los sabañones incluyen:
  • Hinchazón
  • Descoloración de la piel de rojo a púrpura-morado
  • Picor en las zonas afectadas de las manos y los pies
  • Sensación de ardor
  • Ampollas
  • Ulceración

No siempre es necesario visitar al médico cuando tiene sabañones. Las aplicaciones tópicas sin receta normalmente son útiles para aliviar el picor y el dolor. Sin embargo, en algunos casos los sabañones pueden ser graves y pueden darse señales de infección.
 
En estos casos, es necesario tratamiento médico. También es importante obtener cuidados médicos en caso de que las zonas afectadas no mejoren tras un par de semanas y si usted padece diabetes o problemas de circulación, ya que en tales casos puede haber complicaciones.

Causas de los Sabañones

Las causas de los sabañones principalmente están relacionadas con las reacciones anormales del cuerpo al frío. Ocurren en zonas que están sometidas a un calentamiento súbito y rápido tras estar expuestas al frío. Por ejemplo, puede desarrollar sabañones si se calienta las manos directamente sobre un fuego o calentador.
 
El calentamiento rápido de la piel lleva a la expansión de los pequeños vasos sanguíneos que hay bajo la piel. Esto resulta en la filtración de sangre hacia los tejidos de los alrededores.
 
Puede encontrarse en riesgo incrementado de desarrollar sabañones debido a los siguientes factores:
  • Exposición al Frío: Si su piel queda expuesto a temperaturas frías y entonces se calienta, puede ser propenso a desarrollar sabañones.
  • Común Entre Mujeres: Se sabe que las mujeres corren un riesgo mayor de desarrollar sabañones. La razón exacta de esto se desconoce.
  • Peso Corporal: Los individuos que tienen un peso muy bajo corren un mayor riesgo de sabañones.
  • Clima: Los sabañones no son comunes en regiones muy frías y secas porque la ropa y las condiciones de vida en dichas zonas ofrecen una protección del frío adecuada. En zonas donde tienen un clima frío junto a una humedad alta, el riesgo de sabañones es mayor.
  • Temporadas: Los sabañones ocurren más comúnmente entre el mes de noviembre y abril.
  • Calzado que no Queda bien: Llevar zapatos que no quedan bien puede causar una presión en la piel que resulta en un mayor riesgo de sabañones. Si ya tiene sabañones, pueden empeorar por esto.
  • Problemas circulatorios: Los individuos que experimentan problemas de circulación son más vulnerables a los cambios de temperatura y esto les coloca en un riesgo mayor de desarrollar sabañones.
  • Fenómeno de Raynaud: Quienes han sido diagnosticados con el fenómeno de Raynaud son más propensos a desarrollar sabañones.
Los individuos con mayor riesgo de desarrollar sabañones incluyen las personas mayores y los niños. Las personas que consumen demasiado alcohol y los fumadores habituales también corren riesgo, ya que los componentes que se encuentran en el alcohol y la nicotina inhiben la circulación sanguínea.
 
El hambre, la deshidratación y la fatiga también pueden afectar de manera adversa a la capacidad del cuerpo de soportar los climas fríos. 

Remedios para los Sabañones

El tratamiento para los sabañones incluye aplicaciones tópicas de colicosteroides que alivian la rojez, la hinchazón y el picor. En algunos casos, se utilizan medicamentos para reducir la presión sanguínea para tratar los sabañones, ya que ayudan a abrir los vasos sanguíneos. Puede ser necesario tratar las heridas en caso de que se haya rasgado la piel. Esto ayudará a prevenir más infecciones.
 
También hay algunos remedios naturales para los sabañones que pueden ayudar a aliviar los síntomas. Estos incluyen:
  • Elevar la zona afectada del cuerpo para reducir la hinchazón. También permanecer en interiores para evitar una exposición prolongada al frío. El cuerpo necesita adaptarse naturalmente a temperaturas cálidas.
  • Una vez su cuerpo se ajuste a la temperatura ambiente, masajee suavemente la zona afectada para mejorar el flujo sanguíneo.
  • Un remedio casero popular para los sabañones implica el uso de pimienta negra y aceite de sésamo. Tome unos pocos granos de pimienta negra y fríalos en aceite de semilla de sésamo. También puede utilizar aceite de mostaza. Fíltrelo y úselo para masajear la zona afectada. Hágalo sólo si la piel no está amoratada o rasgada, ya que puede causar más dolor e inflamación.
  • Las curas comunes de sabañones también incluyen cebolla cruda. Frote suavemente la porción cortada sobre las zonas afectadas y deje que los jugos penetren la piel. Esto reducirá el picor y la inflamación.
  • Añada una clara de huevo, una cucharada de miel y glicerina con harina de trigo y mézclelo bien. Aplíquelo sobre los sabañones antes de irse a dormir por la noche. Esto protegerá la zona del frío y permitirá que se cure. Lávelo con agua templada a la mañana siguiente.
  • Para mejorar la circulación sanguínea durante el invierno, masajee con aceite templado. Puede añadir un poco de zumo de limón al aceite. Puede usar las mitades de limón gastadas para frotar los dedos de las manos y los pies.
  • Prepare una infusión de flores de caléndula y añada un poco de sal marina. Sumerja las manos y pies en la solución durante un tiempo. Esta es una conocida cura efectiva para los sabañones.
  • Mojar los dedos en crema de avena templada durante unos pocos minutos también ayuda.
  • Añada un poco de sal a una rodaja de patata cruda y frótela suavemente sobre las zonas afectadas. Esto reducirá la rojez y el picor.
  • Añada unas pocas gotas de jugo de ajo fresco en aceite templado y aplíquelo en las zonas afectadas.
  • Añada hierbas como el tomillo y el jengibre a agua templada para hacer un baño de pies beneficioso. Puede meter unos cinco o seis ramitos de tomillo fresco en una malla y sumergirla en el agua. También puede usar aceite de tomillo o jengibre recién rallado. Evite poner los pies afectados directamente en agua caliente. Primero mójelos y sacúdalos un poco para que empiece a fluir la sangre.
  • Aplique gel de hojas de aloe vera en la piel amoratada o con ampollas.
  • Beba té caliente hecho con hierba de cola de caballo para estimular la reparación y recuperación de los tejidos dañados por los sabañones. Añada una cucharadita de la hierba en agua hirviendo y bébala tres veces al día. También puede ayudar a la curación bebiendo té de escaramujo. La hierba del escaramujo contiene una buena cantidad de vitamina C que ayuda a la rápida reconstrucción de los tejidos afectados.
  • Puede añadir infusiones de hierbas como la cola de caballo, la corteza de roble y el castaño de indias en agua de baño caliente para ayudar a curar la zona afectada.
  • Para prevenir que los sabañones se agraven más, mantenga los pies cálidos en todo momento. Lleve pantalones largos, calentadores de piernas, calcetines largos de lana o botas altas.
  • Evite exponer la piel a cualquier calor directo, especialmente tras exponerla al frío.
  • Evite fumar ya que puede enlentecer la circulación de los pequeños vasos sanguíneos y colocarle en un mayor riesgo de desarrollar los sabañones.
  • Lleve plantillas termales para mantener los pies calientes.
  • La hierba gingko biloba es conocida por ayudar en el tratamiento de los sabañones. Ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema circulatorio y mejora el flujo sanguíneo en las extremidades.
  • El jengibre también es un gran remedio natural para los sabañones, ya que estimula la circulación y tiene propiedades antiinflamatorias.
  • El romero es otra hierba beneficiosa para los sabañones. Mejora la fuerza de los vasos sanguíneos y ayuda a la correcta circulación.
  • Puede usar trapos cálidos y húmedos para tratar quemaduras por congelación. Esto ayudará a enfriar la piel y aliviar la descoloración e hinchazón de la piel.
  • Puede frotar suavemente las zonas afectadas con aceite de alcanfor.

Dieta para los Sabañones

Incluya muchos alimentos ricos en vitamina C y A en su dieta. La vitamina C ayuda a la rápida curación de los tejidos corporales y garantiza una recuperación adecuada. Incorpore también mijo y espinacas, ya que contienen cantidades sustanciales de calcio. Otros alimentos beneficiosos para incluir en la dieta para sabañones incluyen la yema de huevo, las semillas de sésamo, las almendras y los alimentos ricos en vitaminas E y K.

Sugerencias para los Sabañones

Las siguientes medidas ayudan a prevenir los sabañones:
  • Proteja su cuerpo del frío llevando ropas cálidas.
  • Cubra su cuerpo adecuadamente cuando salga al exterior en temporadas frías.
  • Lleve siempre zapatos que calcen cómodamente. Absténgase de llevar zapatos o medias que sean demasiado apretadas, ya que pueden interrumpir la circulación.
  • Evite llevar ropa mojada.
  • Asegúrese de mantener la cara, las manos y los pies calientes.
  • Asegúrese de que sus condiciones de vida son cálidas y cómodas.
  • En caso de que se exponga a frío, asegúrese de que recalienta su cuerpo gradualmente.
 
invierno sabañones
Yo tengo sabañones en invierno, y estos consejos me vienen genial.
 
Un Saludo y hasta pronto!